¡Arrepiéntete Ayala!

Por Gerardo Sanchez García | El Vigía

El pasado martes en la banqueta frente a la Cespe se ofreció una conferencia de prensa en la cual Mario Zepeda Jacobo y los regidores Raúl Vera Rodríguez y Adolfo Muñoz Benítez, invitaron y exhortaron al alcalde Armando Ayala Robles a dar marcha atrás en el proceso de municipalización de los servicios de agua y drenaje.

“Queremos que se arrepienta el presidente municipal y recapacite sobre el elefante reumático, obeso y con las dos patas quebradas que tendrá en las manos al administrar un gobierno municipal con serios problemas financieros y una Cespe en peores condiciones”, señaló Zepeda Jacobo, representante del Consejo Ciudadano de Baja California.

Hasta el momento a quienes se han -nos hemos- opuesto a la municipalización, no se les han dado argumentos sólidos en lo financiero y en lo técnico de cómo mejoraría la situación y la operación de estas paraestatales en vías de convertirse en paramunicipales.

Sólo descalificaciones genéricas y maniqueas contra los opositores de obedecer a intereses mezquinos, de ser aguachicoleros -ojo editor, no aguachiculeros-, de oponerse sistemáticamente a los sacrosantas buenas intenciones de la 4T.

¿Cómo sanear la operación de los servicios de agua y drenaje en Ensenada?, ¿cómo garantizar el abasto en el municipio?, ¿porqué no reutilizar las aguas tratadas y evitar el seguir arrojándolas a lo pendejo al mar?, ¿cómo generar una nueva cultura del agua como recurso ambiental y asimismo como derecho humano? No hay respuestas al respecto.

Seguramente algún cuatrotetista furibundo dirá que estas preguntas no se les hicieron a las anteriores administraciones, este columnista puede documentar y testimoniar el manejo de muchas entrevistas, notas al respecto, varias solicitudes de información hechas tanto a la Cespe como a la Comisión Estatal del Agua en anteriores administraciones.

Al igual que ahora, en ese entonces sólo silencios, respuesta vagas, ocurrencias, evasivas y eso sí, también muchas promesas y lo que parecían buenas intenciones.

Todo ello con los resultados catastróficos en que se mantiene a una Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada, empobrecida, reumática, desprestigiada, con infraestructura esclerótica y sometida servilmente a las decisiones de los gobernadores y ahora también de los alcaldes.

 

Fuente: https://www.elvigia.net/columnas/2021/8/20/arrepientete-ayala-376225.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!